viernes, 13 de mayo de 2011

FCBBNO Concesiones en Bahía Blanca: El tranvía a vapor

La concesión del tranvía a vapor fue otorgada a la empresa del Ferrocarril Bahía Blanca y Noroeste (F.C.B.B.N.O.), para explotar por el término de 20 años una línea de tramways (Tramways Bahía Blanca) para pasajeros y cargas dentro del ejido de la ciudad.
Dicha adjudicación fue acordada por el Consejo Deliberante por ordenanza de fecha 12 de junio de 1.902, y en el mismo año se inició la construcción de la línea.
Entre los considerandos de la licencia se expresaba :
La línea se dividiría en tres secciones:

a.       Desde un empalme con el F.C.B.B.N.O., en un punto donde cruzaba éste el Boulevard Colón, siguiendo por esta calle hasta la Plaza Rivadavia, en este punto doblaba hacia derecha e izquierda en una extensión de 80 mts, se formaba de esta manera un triángulo en la bocacalle que permitía dar vuelta los coches.

       b. Desde la punta de rieles de calle Chiclana, siguiendo por ésta hasta la calle Belgrano tomando por ésta hasta San Martín y recorriendo a la misma hasta Brandzen por  una cuadra, doblando por Soler hasta llegar a la calle de la estación B.B.S. y continuando por la misma hasta el paso a nivel donde cruzaba las vías y seguía por la calle de Circunvalación hasta su extremo sur.

c.       Desde el km 0,830 de la línea del F.C.B.B.N.O., donde cruzaba la calle sin nombre entre las quintas 259, 272, 265 y 266 y siguiendo esta calle hasta entrar en la Barraca Francesa.

La trocha del sistema a adoptar fue la misma que la del F.C., es decir 1,676 m, conocida como trocha ancha.
El modo de propulsión utilizado consistió en el empleo de máquinas a vapor de 10 tons. carrozadas (con los bajos carenados cubriendo el bielaje y las ruedas) que remolcaban coches cerrados, con capacidad para 32 pasajeros.
El servicio fue inaugurado el 1ro. de febrero de 1.904, haciendo el recorrido de la 1ra. y 2da. sección de la línea desde la estación B.B.N.O. hasta la Plaza Rivadavia, y desde esta hasta la estación B.B.S.
La empresa estaba autorizada para cobrar 5 centavos moneda nacional por cada pasajero y por cualquier recorrido, dentro de cada sección.
En consideración a la concesión solicitada, y en completa compensación de toda patente, cobros o derechos municipales, durante el término de la concesión, la Empresa se comprometía:

a.       a conservar el adoquinado, en las partes ocupadas por las vías.
b.      conservar en buen estado los pasos a nivel en todas las bocacalles donde no hubiese empedrado.

c.       pagar a la Municipalidad, mensualmente, un 5% de las entradas brutas recibidas por los boletos de 5 centavos vendidos y la parte proporcional de boletos de abono expedidos.

Este sistema adoptado, de pesadas máquinas, no era el ideal y se apuntaba al uso de la energía eléctrica cuando en un futuro el tráfico o movimiento de pasajeros aumentara.
De esta forma la empresa tenía el derecho de sustituir el sistema a vapor por el eléctrico.
Los tranvías a vapor en servicio fueron dos entre 1.904 y 1.907 y  se sumó otro más en el año 1.908, según estadísticas de la Municipalidad.



Croquis inicio línea del tranvía a vapor en un empalme con el FCBBNO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada