trucos blogger

domingo, 4 de mayo de 2014

1.884, llega el F.C.S. a Bahía Blanca.



Con su Vía Lamadrid, fecha de apertura 07 de mayo.
Longitud de la línea, Lamadrid - El Puerto: 262,750 km.

En ocasión de la finalización de la línea del F.C.S., desde “La Gama” a “El Puerto”, que vinculaba a Buenos Aires con Bahía Blanca, la empresa cursó la siguiente invitación:


Buenos Aires, abril de 1.884

Muy señor mío:
Tengo el honor de participar a vd. que la inauguración del Ferro-Carril del Sud a Bahía Blanca, tendrá lugar el día 26 del corriente y me es muy grato invitar a vd. para la fiesta que tendrá lugar ese mismo día en el Puerto de Bahía Blanca.
Si decidiese vd. favorecer a la Compañía con su presencia le agradecería se sirviese hacérmelo saber (calle Rivadavia núm. 10) para poderle mandar la tarjeta de invitación con el programa de la fiesta, advirtiéndole que la ida, estadía y regreso precisarán tres días y tres noches seguidas.
Esperando una pronta contestación.
Quedo de vd. atento S.S.

                                                                                                                                                           Frank Parish
Presidente de la Compañía


El jueves 24 de abril de 1.884,  a las 08,00 hs. el primer tren, y a las 08,50 hs. el segundo, salen de Plaza Constitución ( P.C., estación cabecera del F.C.S.), Buenos Aires,  los trenes con los invitados a la inauguración del ferrocarril a Bahía Blanca, que se llevaría a cabo, oficialmente, el día sábado 26, en este último lugar.

En la estación Ferrari se acoplan, al primer tren, los coches que desde La Plata conducen al gobernador dr. Dardo Rocha y a sus invitados.

Decía un cronista, del diario La Nación, que viajaba en uno de los trenes:

…“Los arreglos de la empresa para la comodidad y seguridad de los pasajeros son irreprochables.
Cada pasajero tiene una excelente cama y sillón, con su número correspondiente en ambos trenes, hallándose constantemente a su disposición un mostrador con toda clase de fiambres, dulces, vinos, licores y cigarros, en un coche arreglado al efecto y en otro una mesa para tomar cosas calientes. Todo de primera clase y en abundancia servido por Roverano hermanos.
Ni las toallas a olvidado la empresa para cada convidado, colocadas sobre cada cama para secarse por la mañana, mientras debajo de las mismas veíase algo no menos necesario. Previsión inglesa”…

Al llegar a Azul se incorporan otros invitados, y se sigue la marcha hasta La Gama (después Gral. Lamadrid), donde la comitiva almuerza.

Narra el cronista:

“A la diez y media de la mañana llegamos a este punto (La Gama) en el segundo tren inaugural, habiendo partido ya el primero, después de participar sus pasajeros de un espléndido almuerzo servido para trescientos cubiertos en una gran salón arreglado al efecto. Nosotros los del segundo tren vamos a hacer igual cosa dentro de un momento.
…Un detalle de la admirable organización de esta fiesta inaugural: al bajar del tren aquí fuimos invitados a pasar a una sala de toilette, donde, con la consiguiente sorpresa, encontramos veinte lavatorios sistema inglés, con llaves de aguas corrientes, jabón, toallas, peines y espejos…El gran almuerzo aquí a sido servido por Bartolomé Gandolfi de la confitería de la estación del F.C.S…”

A las 07,00 hs. de la noche llegan los trenes a El Puerto (después Ingeniero White) y allí quedan hasta la mañana siguiente.

Decía un diario local, El Reporter de abril 28 de 1.884, sobre este acontecimiento :

“Bahía Blanca ha sido, en los días 25, 26 y 27 una verdadera romería.
Todos sabían que la línea férrea debía inaugurarse el 26 y de todas partes ha llegado gente que quiere asociarse a nosotros en la fiesta del progreso y del trabajo.
Bahía Blanca recibe con júbilo a todos y el tiempo más benigno acoge a los mil forasteros.
La llegada del tren inaugural tiene preocupada la atención pública y solo espera el pueblo la menor señal para encaminarse a la estación, a recibir al coloso monstruo, emblema eterno del progreso de estos últimos siglos”.
...No menos de ochocientas personas están en el andén de la estación... Al poco rato se oye un ¡ahí viene!... A este grito responden mil voces que atronan los aires con el hurra más espontáneo y entusiasta que se haya dado entre nosotros.
El tren se deslizaba rápidamente por el camino de hierro que termina en el puerto.  La obra se había consumado y los hombres con sus semblantes alegres y como poseídos de cierto orgullo por tan grande obra, así lo manifestaron.
Sin embargo hubo un pequeño descontento, que desapareció casi enseguida, cuando llegaron hasta nosotros unos delegados del Gobernador que explicaron la causa por la cual había seguido hasta El Puerto el tren y no había parado en la estación (Bahía Blanca), como el pueblo lo esperaba y la razón lo aconsejaba.
...Unos momentos después, otro tren, con los convidados anunciaba su arribo y llegaba a la estación donde paró, y donde se produjeron escenas de grandes recuerdos. Un momento después, partía, como el anterior al Puerto Nuevo, donde debían comer y descansar del largo viaje, los trescientos paseantes”.

Primera estación de tren de Bahía Blanca del FCS (1883 - 1910) vista del lado de la calle


En El Puerto,  los viajeros fueron agasajados con una abundante y suculenta cena, dispuesta por “el imponderable Roverano”, para lo cual había sido improvisado un salón en el galpón de máquinas.
También, en este lugar, como antes en “La Gama”, los viajeros encontraron “un departamento de baños y un cuerpo de lustrabotas” a su disposición.

Días atrás habían llegado a Bahía Blanca, en tren,  cocineros y mozos, de la empresa de los hermanos Roverano, amén de las correspondientes “vituallas a utilizarse en el banquete y en el buffet del baile oficial.

El día 23 habían arribado, en un coche dormitorio, los sres. Esteves y Rivero, del Cuerpo de Ingenieros de la Provincia, comisionados por el Gobierno para ver si la línea podía entregarse al servicio público.

La inauguración oficial de la línea se realizó el día 26, a las 12,30 hs., en El Puerto, con un gran banquete, realizado en un galpón acondicionado al efecto.

El menú fue el siguiente:

Banquet   Hors d´oeuvre – Canapés d´Anchois – Xerez
Potaje     Prentanier á la Royale
Relevé    Pescaret á la Normande  -  Aut. Sauterne
Entrées chaudes  Bouchées á la Reine – Filet Durham aux Champignones – Sauté de Volaille a la Perigueux – St. Emilion
Entrées Froide Aspic de Foie Grass Belle-vue – Bourgogne
Punch a la Romaine – Legume Petit pois á la francaise
Rot – Dinde á  l´anglaise
Entremets  Mille Feuilles á  L´italienne – Gateaux de París – Champagne
Glaces - Napolitaines – Fruit frais glàce – Oporto – Café – Liqueurs

La concurrencia fue estimada por algunas crónicas en 200 personas, otras sumaban hasta 300 invitados.
Ocupaban la mesa el Gobernador, dr. Dardo Rocha, el Ministro de Hacienda de la Provincia, Vicente Villamayor, Frank Parish, Presidente del Directorio del F.C.S., en Londres, su Secretario C. O. Barker, Guillermo Moores,  Presidente de la Comisión Argentina de la empresa, el Gerente General de la empresa George Cooper y el Canónigo Benjamín Carranza, quién bendijo la mesa antes de empezar el banquete.
Diplomáticos, legisladores, altos funcionarios y representantes de la industria, el comercio y  la prensa formaban, además, parte de los comensales.
Concurrieron también, a la cena, los vecinos más caracterizados de Bahía Blanca, entre otros, Justo M. Villanueva, Tomás López Cabanillas, Juan Molina, Fermín Muñoz, Jorge Liddle, Avelino Sandoval, Luis Caronti, Daniel Cerri, Francisco Maimó, Eliseo Casanova, Arístides Gonzalez, Luis Aldaz, Mariano Reynal, que fueron invitados, en nombre del gobernador, por el ingeniero Rufino Varela.

Según la crónica:

“Brillaba totalmente por su ausencia, como en toda esta gran fiesta, el elemento oficial nacional.”

Después de la comida oficial los trenes con los invitados se trasladaron a Bahía Blanca, y fueron recibidos por los vecinos, las autoridades y los representantes de las sociedades italiana y española.

El edificio municipal había sido vestido con “cinco mil luces al estilo veneciano”, además  las calles estaban adornadas y cientos de banderas coronaban los edificios.
Mientras la banda militar entretenía con su música, veinte vaquillonas eran asadas para un tradicional asado con cuero, al mismo tiempo se realizaban competencias gauchescas.

También hubo fuegos de artificio; según el diario El Reporter del 23 de abril:

“El pirotécnico sr. Russo, llegó ayer, con todo su arsenal de fuegos artificiales y el personal necesario para la colocación de éstos. Son espléndidos”.

Además se realizó, en la iglesia, un solemne Te – Deum en acción de gracias :

…“al Todo Poderoso, por habernos permitido llevar a feliz término la obra soñada hace veinte años, pensada hace diez, puesta en práctica hace dos y realizada ayer”…,

Según el diario El Reporter del 28 de abril: El dr. Rocha aparece, llegado desde El Puerto, el día 26,  en la plaza principal de Bahía Blanca frente a la Municipalidad, con un numeroso séquito y después de unas palabras dirigidas a la gente, pasea por el lugar y se retira al edificio Municipal a unas habitaciones preparadas al efecto.

En ese lugar se efectuaría, algunas horas después el baile de gala, amenizado por profesores de la orquesta del Colón, y en el que:

…“La sociedad de Bahía Blanca, pueblo que ayer era un fortín, ha impresionado agradablemente a los que presenciaron el baile de la inauguración …Sus damas son distinguidas, sociables y atractivas”…

El primer tren de invitados partiría de regreso hacia Buenos Aires, esa noche a las 09,10 hs. y el segundo, con el gobernador y comitiva,  lo haría algo más tarde, a las 11,00 hs. (después del baile). En realidad el gobernador partió a las 12,00 hs. de la noche en el tren  ya que fue demorado por el baile.

La comisión, formada por los sres. Avelino Sandoval, Enrique L. Black, Próspero Norris y M. Zambonini, fue encargada por la Municipalidad para organizar las fiestas públicas, celebrando la inauguración oficial de la llegada del F.C.
El programa fue el siguiente:

Día 26 de abril:
A las 08,00 A.M. reunión del vecindario y asociación en la Casa Municipal, desde donde se encaminarán en columna a recibir a la comitiva oficial, en la estación de F.C.
A las 09,30 A.M. Te – Deum en la iglesia parroquial.

A las 01,00 P.M. Empezaron la carne con cuero y corridas de sortija en la plaza del mercado, fiestas de palo jabonado, calesitas, rompe-cabezas, etc. en la plaza Rivadavia.

A las 08,00 P.M. Fuegos artificiales en la plaza Rivadavia.

A las 10,00 P.M. Baile en la casa Municipal.

Día 27 de abril:
Continuaban en el mismo orden y hora las corridas de sortija, palo jabonado, calesitas, rompe-cabezas, música.

A las 08,00 P.M. Fuegos artificiales.
 
Primera estación de tren de Bahía Blanca vista lado de las vías



Además de las banderas que adornaban la calle principal, se destacaban cuatro arcos con las inscripciones:

“19 de octubre de 1.881 – 26 de abril de 1.884”

“El pueblo de Bahía Blanca a su progresista gobernador Dardo Rocha”

“El silbato de la locomotora es emblema de progreso”

“De Pereyra a La Plata, de Bragado al 9 de Julio, de Ayacucho al Tandil, de Bahía Blanca a Talcahuano, de Luján al Pergamino y San Nicolás, de Lobos al Saladillo, del Tandil a Bahía Blanca, del 9 de julio a Bahía Blanca, del Azul a Bahía Blanca”




Fuente:


Los FFCC en Bahía Blanca 2 (FCS 1884 – 1948) págs. 18 a 22,  Héctor Guerreiro 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada